martes, 2 de febrero de 2010

ANDIRA WATSON/ENTREVISTA



¿Poesía Animal o Poesía Vegetal?

Mi poesía es demasiado “sintiente” para ser vegetal



ANDIRA WATSON es la autora ganadora del Premio único del VII Concurso Nacional de Poesía Mariana Sansón 2009 impulsado por ANIDE y auspiciado por HIVOS. En casa de Ana los árboles no tienen culpa es el título del poemario merecedor de tal reconocimiento. A continuación presentamos con mucho cariño una breve entrevista que le hicimos.

MCPC: ¿A qué alude “la culpa” con la que carga la voz poética de Andira Watson?

Alude a ese sentimiento que acompaña de por vida a una persona abusada y que la memoria nunca borra del todo porque hay lugares, olores, personas inclusive, que te lo recuerdan. Ese es el caso de Ana. Sin embargo ella sabe que la culpa no es de los lugares, ni de los objetos, ni de los rostros parecidos, si no de una persona concreta que la mayoría de las veces queda impune y protegida más que nada por el silencio y la vergüenza de la víctima.

MCPC: ¿Quién es Ana? ¿Es la parte lúdica de Andira? ¿Es solo una voz poética distanciada de la autora?

Ana es una niña de 8 años, un personaje. Un alguien que a pesar de haber crecido vive un solitario diálogo con el dolor que la recibe a esa edad en su primer contacto con la vida real -muy a su pesar-. Pero también es una voz poética distanciada, un recurso para hablar de un tema tan delicado y por eso mismo es también una voz que quiere hermanarse en la denuncia con algún conocimiento de causa.

MCPC: ¿Cómo justificarías—si tuvieras que hacerlo—la presencia simbólica de los árboles en tu poesía? ¿Qué hay detrás de los árboles?

Los árboles son el origen de mi nombre y me siento muy atraída hacia ellos por una especie de afán de autoconocimiento, de búsqueda de identidad. Detrás de ellos están esas búsquedas, y las reflexiones a que me mueven.

En el caso de Ana, los árboles son el lugar donde le ocurre su tragedia. En mi caso, un árbol es también una metáfora de lo vital y del arraigo que anhelo como persona. La vida es demasiado efímera.

MCPC: Como podemos ver tu poesía está cargada de erotismo, pero también se puede percibir que lo sexual es un ente que ejerce violencia sobre el cuerpo femenino. Por ejemplo, estos versos extraídos al azar:

A los 8 años
Ana le perdió el respeto al cebollero abuelo de sus amigos
Su silencio costó 20 pesos
y un temor de por vida a jugar entre los árboles

***
Inocente sueño la perfora como daga
***
Ana siente culpa
Cumplió 21 años pero nunca duerme fuera de casa
Cuando ama enmudece...
Y si tiene sexo se queda toda la noche
buscando luz en la ventana
***
Apoya la pierna en una pared y es penetrada hasta los dientes por cualquier desconocido, quien también se la bebe de golpe. La muele a palos. Se la fuma y le pone hijos.

***
No. No me sentí briosa en tus brazos.
Ni suelta, ni enajenada del mundo
sino cruda, despierta,
doliente,
carne entre tus huesos.

¿Podrías reflexionar un poco sobre esta observación?

Es la piel de la mujer promedio en Nicaragua. Me atrevo a decirlo así, porque esa es mi percepción cuando escucho a otras mujeres o abrís los diarios y ves que 8 de cada 10 mujeres han sido abusadas. Que la violencia sexual, el abuso verbal y físico son el pan que el diablo amasó y que lo comemos todos los días. Eso es algo que me duele profundamente y siento el deber de decirlo con todas sus letras a través de la poesía.

MCPC: En tus títulos incluyes nombres alusivos a distintas técnicas de las artes plásticas ¿Cuál es la conexión entre la práctica plástica y la práctica literaria?

Son hermanas gemelas. La una pinta con colores, la otra con letras.

MCPC: Si tuvieras que asociar tu poesía a uno de estos nombres: Poesía Animal o Poesía Vegetal ¿A cuál la asociarías y por qué?

Mi poesía es demasiado “sintiente” para ser vegetal. El dolor, el deseo, son algo demasiado animal. Ojalá fuera vegetal…Tal vez así sería más mística. Menos terrena.

MCPC: ¿Hay algo que quieres que se perciba en tu poesía que temes que no sea visto?

Más bien temo que descubran demasiado… (Con una sonrisa encantadora).

MCPC: Andira, mi agradecimiento por tus respuestas.

No hay comentarios: