sábado, 4 de septiembre de 2010

La visita

Tus dientes de ajo

Son amapolas blancas que yo quiero

Yo quiero beber

Hay caballos encabritados en mi pecho,

Renos, elefantes, mamuts,

Guardabarrancos, chocollitos zapoyoles

Y perras negras que se confunden con la nada y con el todo.

Invítame a residir en el jugo dulce y ácido de tu lucha diaria

Enróscame en el veneno picante de tu cola

Y tortura mi carne con tu presencia

Mi amor con tu beso

Porque no quiero ser hombre ni quiero ser mujer

Quiero ser tuya

Acomodarme para siempre entre el humo de tus ojos

Y en la miel que hay debajo de tu lengua.

No hay comentarios: