miércoles, 2 de marzo de 2011

Léase como carta de amor a mi amado que lee distraído

Léase como carta de amor a mi amado que lee distraído

No le hagas caso a la marca O positivo,

mejor siente el calor.

Hace mucho, tengo

una lata de conservas, sin abrir, en el pecho

que ha vivido engañada

funcionando como si fuera motor

ahora oxidado,

pero el verde natural

de los frijoles que crecen

en el refrigerador

no es suficiente.

Estar sujeta a este espacio

por un hilo de sangre coagulada

es un chiste que conduce a la tragedia.

Mejor hubieran

cajas vacías

que nunca jamás

corrieran el riesgo de incendiarse

si fuego fuera el amor

y caja una vida.

No hay comentarios: